RADIO FE LATINA

Hijos de la Virgen Santisima que se acercan a esta Casa de Maria.

Todos estamos llamados a ser SANTOS

"Todos los seres humanos están llamados a la santidad que, en última instancia, consiste en vivir como hijos de Dios, en esa “semejanza” a Él, según la cual, han sido creados. Todos son hijos de Dios, y todos tienen que llegar a ser lo que son, a través del camino exigente de la libertad».
(S.S. Benedicto XVI, 1 de noviembre de 2007)

miércoles, 16 de febrero de 2011

Novena a María del Buen Amor

 Esta novena fue escrita por el Padre Claudio Bert, párroco de la Capilla del Sanatorio San José.
 El día de la Virgen del Buen Amor es el 25 de febrero.


Oración a María del Buen Amor

Salve, Santa María, Madre del Verbo encarnado: María del Buen Amor.

Alabamos, veneramos y bendecimos tu dulce Nombre, María, ya que fuiste ungida por el buen amor del Espíritu Santo en el preciso instante de tu concepción.

Por el buen amor que el arcángel Gabriel te anunció, y que tú supiste entrañar en el tabernáculo de tu corazón virginal…

Por el ben amor que Dios te prodigó, mientras contemplabas en silencio al divino Niño recostado en el pesebre…

Por el buen amor que te inspiró salir al encuentro de Isabel, tu prima, donde pusiste melodía de alabanza feliz al Magnificat de la encarnación…

Por el buen amor que en el misterio de Nazaret acompasó las horas y los días en que tú cuidaste el fruto bendito de tu vientre…

Por el buen amor que quisiste compartir en las bodas de Caná, cuando interpusiste tu maternal mediación entre la omnipotencia de tu Hijo y las carencias de otros, que más tarde serían tus hijos…

Por el buen amor que te sostuvo de pie junto al misterio de la Cruz de tu Bendito Hijo moribundo…

Por el buen amor con que acariciaste piadosamente el Sacratísimo Cuerpo de tu Hijo, cuando lo bajaron del leño de la cruz…

Por el buen amor que cicatrizó la herida de tu Corazón traspasado, cuando recibiste el abrazo pascual de tu Hijo resucitado…

Por el buen amor de Dios que te revistió de luz y belleza, cuando tu Hijo, el Rey de la Gloria, te coronó como Reina de los Cielos…

Salve, Santa María del Buen Amor: en ti y en tu Hijo, en toda circunstancia, confiamos y esperamos recibir aquellas gracias que hoy imploramos en tu presencia. Amén.

Autor: Padre Claudio Bert

1 comentario: